Este parece ser un buen año para el marketing 2.0. se estima una subida entorno al 40% en la inversión en marketing 2.0, Los deportes y la política han encontrado un nicho abonado para conectar con sus audiencias. En los últimos años la publicidad digital ha ido ganando terreno a la publiciad tradicional  con tímidas partidas en sus presupuestos por parte de las grandes compañías que ven en la comunicación online un filón para ruducir sus prespuestos publicitarios aumentando el ROI de sus acciones.

El mayor dinamismo del marketing en Internet está consolidando el mercado , con agencias pequeñas que buscan fusionarse y con el interés de fondos de inversión especializados y grandes grupos de comunicación globales interesados en comprar “boutiques” de creatividad digital locales.
A las grandes compañías les gusta más twitter que facebook a juzgar por las cifras,  77% de las 100 empresas que lideran el ranking de la revista Fortune utilizan ya la red de microblogging.  Y esto no es todo en la Web 2.0, las grandes empresas  disponen de varios perfiles y cuentas  en función del público objetivo al que tiene que dirigirse en cada momento s. Como media, cada gran compañía tiene  5,8 perfiles en Twitter, 4,2 páginas en Facebook, 2,7 canales en YouTube, y 6,8 blogs empresariales. “Las empresas europeas se concentran normalmente en uno o dos canales en la Web Social”, explica Karl-Heinz Heuser, de Burson-Marsteller.
Que vivmios en la “sociedad de la conversación”, nadie lo duda y por ello las grandes compañías cada vez piensan más en el medio solcial, aunque no todas ponen  en  marcha estrategias de comunicación en los medios sociales.
Como conclusión queda demostrado que la web 2.0 favorece la interrelación de las marcas con sus consumidores ofreciendoles la posibilidad de presentarles nuevos productos y campañas publicitarias en tiempo real., e invitándoles a participar en el desarrollo mismo de los productos.  Aquellas empresas que apuestan por el efecto viral de las redes sociales ven como su reputación se ve reforzada y sus cuentas de resultados también.