La mala fama de los cafés de los restaurantes McDonalds hizo pensar a sus responsables  que ya era hora de invertir en los “fast breakfast” ofreciendo mayor calidad en sus desayunos, con una intensa actividad publicitaria para mostrar los nuevos productos de la famosa cadena de comida rápida.

More >