MARKETING-10.COM - La presencia en los medios sociales añade transparencia y autenticidad a los dirigentes de una empresa

Aún hoy, tu jefe no es “social”. Es lo que dice el CEO de Forrester Research, George Colony. Muy pocos presidentes de las principales compañías del mundo tienen algún tipo de presencia material en los principales medios sociales. Y todo indica que en el futuro próximo, los “mandamases” de estas empresas hablarán el lenguaje de la gente, los social media.

En cuanto nuevos presidentes, más jóvenes, tomen el relevo en estas compañías, está claro que los hábitos cambiarán y los medios sociales continuarán la tendencia de crecimiento que están experimentando ahora.

La nueva generación de CEOs


Existe una gran diferencia entre los jóvenes emprendedores que comienzan una startup y aquellos CEO con experiencia, que lideran las compañías más importantes del planeta. Esa disparidad son los medios sociales – los jóvenes están más instruidos en su uso que los mayores-.

La diferencia entre los dos grupos puede atribuirse a las diferentes generaciones y actitudes alrededor de los contenidos y lo que significa la información en un contexto público o privado.

Nadie está diciendo que el venerable CEO vaya a ser echado de sus sublimes aposentos por no tener una cuenta en Twitter. De hecho, los jefes más jóvenes con predilección y desparpajo por los medios sociales pueden encontrar que su visibilidad puede ser un factor de riesgo o un incordio una vez que suban a compañías más grandes y públicas, haciéndoles más vulnerables.

MARKETING-10.COM - Para algunos CEO, la presencia en social media puede ser un incordio al principio

Según el estudio de Forrester Research, ninguno de los presidentes de las 100 compañías más importantes del mundo tenía un perfil social.

La abstinencia de medios sociales parece extenderse incluso a los CEOs de las compañías tecnológicas. “Eric Schmidt, de Google, es muy poco frecuente en Twitter y no tiene blog; Steve Ballmer, de Microsoft, no tiene ni blog ni cuenta en Twitter; Michael Dell, de Dell, está en Twitter pero no cuenta con su propio blog. Steve Jobs, de Apple, y Larry Ellison, de Oracle, no tienen cuenta ni en Twitter, ni en Facebook, ni en LinkedIn o presencia en blogs”, dice Colony.

Los descubrimientos  de Forrester Research presentan un panorama sombrío. No obstante, en los próximos años, habrá un cambio a favor de la presencia de medios sociales en detrimento del silencio imperante actual.

La Industria es social


Los internautas pasan el 22,7% del tiempo que dedican a internet en los medios sociales. Es casi el doble que en cualquier otra actividad online. A la hora de obtener información, ya no lo hacen a través de las fuentes “tradicionales” (periódicos online o buscadores de noticias), sino a través de las redes sociales.

En el futuro, cualquier compañía, sin importar lo grande o pequeña que sea, estará influenciada por los medios sociales, tanto a nivel externo como interno.

En la industria del entretenimiento, por ejemplo, los medios sociales tienen un significativo potencial para aumentar las audiencias de la televisión.

Coge lo que conoces del mundo actual y pregúntate, ¿puede un presidente de una compañía relevante mantenerse sin conocer el nuevo lenguaje que utiliza la gente?

CEOs y el Futuro

Los líderes de los negocios del mañana estarán instruidos en medios sociales, y no necesitamos una bola de cristal para predecir como utilizarán esos medios en ese futuro. Ya lo sabemos, a través de los presidentes que usan los social media actualmente.

Nuevas oportunidades

Los ejecutivos comenzarán a ver más oportunidades que riesgos en los medios sociales a no muy tardar.

Ciertamente, la oportunidad está ahí. Transparencia y autenticidad son dos factores importantes en nuestro trabajo y los medios sociales permiten ampliar ambos de una forma significativa. Además, dado el entorno digital del mundo en el que vivimos, los futuros presidentes es por sentado que usarán tales medios sociales.

Aquellos que actualmente están creciendo utilizando estas herramientas y medios, las tendrán tan integradas con su vida diaria tan pronto como empiecen a formar parte de la plantilla de la empresa, por lo que “engancharán” con sus colegas de trabajo sin ningún esfuerzo.