MARKETING-10.COM - Las revistas de moda se pasan al mundo digital

Después de perder cerca de la cuarta parte de sus ingresos publicitarios en 2009, las revistas de moda están planeando una vuelta a las ventas publicitarias de antaño, cuyo origen no vendrá de las páginas impresas, sino de internet.

Las editoras de las principales cabeceras de moda norteamericanas utilizarán su oferta digital y móvil para buscar anunciantes que demanden estas plataformas para llegar mejor a sus consumidores. Esto les permitirá tener un mayor alcance, mayor segmentación y un mayor control de la respuesta de los consumidores, algo que beneficiará a publicaciones, anunciantes y clientes.

Sin embargo, aún no queda claro el papel de los medios sociales, dado el rechazo de algunos anunciantes típicos de este sector -como las marcas de lujo- que no quieren “socializar lo exclusivo”

Shopping interactivo

A pesar de que revistas como “InStyle” ha disfrutado de una impresionante respuesta de ventas en su edición impresa –llevan nueve meses seguidos con crecimiento de publicidad impresa en sus ejemplares y un 45% más de ingresos publicitarios respecto al verano pasado- en general, se están moviendo firmemente al mundo digital.

InStyle adquirió recientemente Stylefeeder, una empresa cuya tecnología será usada para mejorar su boutique digital –basada en flash- que empezará a funcionar a partir de septiembre. Así, los lectores de la revista serán animados a registrarse en la boutique y explorarla diariamente, con la posibilidad de ganar diversos regalos e incentivos.

La tienda contará con videos de los editores del magazine, donde se contarán las tendencias del momento, con la posibilidad de incluir publicidad para los anunciantes, pasando por encima del video (overlay). Cada marca anunciante, además, tendrá un cuarto de página en la revista para promocionar sus ofertas online y cubrir mejor el salto entre la promoción impresa y la digital.

Reconocimiento de imagen y tecnología basada en geo-localización

W Magazine ha desarollado varios experimentos de publicidad interactiva, basados en promociones para el teléfono móvil, mediante tecnologías de reconocimiento de imagen (codes) y geo-localización (Foursquare). Se busca que los anunciantes reciban una fuerte respuesta de los consumidores mediante la plataforma móvil, creando más interacción con ellos de la que puede conseguir una página impresa.

Apps  de moda

¿Recordáis las app de Blackberry o Android, por ejemplo? Son nuevas utilidades de los Smartphone, con un enorme potencial para los anunciantes, incluidos los de moda.

Marie Claire, por ejemplo, comenzará a utilizar también tecnología de reconocimiento de imagen a partir de otoño que permitirá a los lectores acceder a contenido extra a través de sus teléfonos móviles.

Además, la publicación está lanzando su primera app para iPhone, “Shop the Shoot”, la cual, mediante tecnología de geo-localización, ayudará a los lectores a localizar y comprar aquellos productos exhibidos en la publicidad de la revista y los videos.

MARKETING-10.COM - Las marcas de moda se anuncian en medios impresos y ahora digitales

Vogue sigue un camino parecido, prometiendo expandir su presencia en Facebook y Twitter después del verano. Por ahora, continuará ofreciendo oportunidades de publicidad digital a través de su programa de e-mail marketing y su app de iPhone, Vogue Stylist, que fue lanzada en febrero.

Elle también se centrará en la web, tomando los contenidos de su edición impresa añadiéndoles una continuación online a través de videos, fotos y entrevistas adicionales. En términos de publicidad, la revista también anuncia su asociación con la red de publicación online Style Coalition, que servirá para extender el alcance de Elle y sus anunciantes a una mayor audiencia.

Moda y medios sociales

No hay duda de que las revistas de moda están tratando de atrapar su porcentaje del creciente mercado publicitario online y móvil. Pero muy pocas están incrementando soluciones de  medios sociales para sus anunciantes, a pesar de que más y más especialistas en marketing están destinando más y más inversión en las plataformas sociales.

¿Chanel en Facebook?

Quizá no pille por sorpresa la desgana de las marcas de lujo por aparecer en medios sociales. Tiene su lógica, si tenemos en cuenta el sentido de exclusividad de cualquier marca de lujo. No todo el mundo debería poder interactuar con la marca a través de Facebook o Twitter. Es difícil para una marca elegir de forma selectiva con quien dialogar. A no ser que se haga correctamente, esta segmentación podría provocar una reacción más grave.

Las marcas de lujo, como Chanel, por ejemplo, no quieren ninguna interacción con los clientes de su marca. Chanel pertenece a Chanel y a nadie más. Esta actitud es extensible a otras marcas del estilo, que les lleva a no estar dispuestas a incluir su publicidad en los medios sociales que utilizan las publicaciones de moda. Las soluciones basadas en la web y los móviles les ofrecen mucho mayor control, tanto en la producción creativa como en la distribución.

¿Qué opinas de estas medidas? ¿Estás de acuerdo? Nos gustaría saber tu opinión.