La crisis económica que nos afecta ha supuesto una gran oportunidad para el desarrollo de acciones de marketing online.
Algunas empresas han visto ya las ventajas de trasladar sus acciones de marketing tradicional a la red, modificando sus estrategias de marketing para adaptarlas al entrono tan vital como es internet.

Sin embargo el medio no está exento de riesgos y el mayor de ellos es quizá ha sido la falta de planificación en muchos casos a no contar con antecedentes testados sobre los resultados y los medios adecuados a emplear.

Falta de estrategias claras.

Si hacemos una introspección en nuestras propias compañías veremos que hemos lanzado muchas veces acciones sin tener muy claro cual era la razón para hacerlo. De repente nos hemos lanzado a abrir perfiles en las redes sociales o arealizar videos a diestro y siniestro sin tener en cuenta si verdaderamente esto nos aportaba valor o mejor dicho si esto aportaría valor a nuestros usuarios y clientes.

Diseño web inadecuado

En segundo lugar nos estamos encontrando con que tenemos que trabajar con una materia prima en muchos casos inadecuada, webs obsoletas, con falta de usabilidad, que no son capaces de convertir hagamos lo que hagamos.

Falta de continuidad en las acciones

A esto habría que añadir que cuando decidimos hacer camapañas de marketing online el fragor inicial se convierte en desilusión y el compromiso de la constancia brilla por su ausencia. Webs semiterminadas, falta de actualización o malta de interacción con los usuarios son algunas de las enfermedades que nos afectan cuando pretendemos implatar acciones de marketing online.

Recursos insuficientes o inexistentes

Todo el mundo quiere aparecer el primero en GOOGLE. pero esto es evidentemente imposible y reservado para unos pocos que están dispuestos a arriesgar e invertir en acciones de posicionamiento SEO o acciones SEM.

Resultados ya.

Quizá el mayor error es pensar que ahora el marketing online lo podemos hacer cualquiera. Es habitual que alguien te sugiera hacer este o aquel cambio en la web, que ahora está de moda poner los botones para socializar, que hay que empezar a mandar emails a diestro y siniestro…. El marketing online es algo más que creer que por tener una web y enviar unos emails vamos a mejorar la relación con nuestros clientes o usuarios y a mejorar los resultados de las empresas.

Pero bueno todo tiene arreglo. De los errores tambien se aprende y mucho y esperemos que el futuro siga deparando grandes oportunidades para aquellos que si apuestan por hacer las cosas bien y con paciencia.