La pasada semana se aprobó el primer avance significativo en muchos años, en lo que se refiere a la  política de dominios de internet. Así, la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), organismo internacional encargado de moderar las reglas que rigen estos aspectos, aprobó e hizo uso de tres nombres de dominio usando caracteres no latinos, sino árabes.

Prueba esta dirección en la barra de direcciones de tu navegador. Si aparece correctamente, es que tu navegador ya está implementado para reconocer dominios en caracteres no-latinos. En caso contrario, tendrás que actualizarte a la última versión disponible que, de seguro, ya traerá incorporado la función de leer direcciones en alfabeto arábigo.

Un paso muy importante para la internacionalización/democratización mundial de la red de redes, y un alivio para muchos millones de personas, que ya podrán tener su página web en su idioma y alfabeto nativo.

Éste era un cambio esperado. Obviamente no te preocupará si eres un angloparlante o hispanohablante, viviendo en una sociedad occidental, pero para todos aquellos que no lo son, es un gran progreso. Los usuarios de la red cuya lengua nativa no utiliza la escritura basada en el latín, tenían que adquirir previamente una cierta familiaridad con una forma de escritura totalmente nueva, si querían visitar páginas web. El teclado del ordenador, en algunos casos, contribuía a enturbiar aún más esta complicada situación.

Ahora, esos usuarios pueden escribir con el abecedario que les es más familiar. Incluso pueden ser escritos de derecha izquierda (manera natural de escribir de los árabe-parlantes).

Doha, capital de Qatar.

De todas formas, esto no supone un cambio sustancial al motor de internet. Las funciones y características principales del sistema de dominios continúa igual, pero sólo algunos navegadores que soportan los nuevos scripts serán capaces de trabajar con dominios internacionales.

¿Oportunidad para tu negocio? Si te has decidido a sacar tu empresa al mercado árabe, esta noticia merece ser tenida en cuenta para llegar más fácilmente a tus futuros consumidores.