Muchos emprendedores confían el éxito de sus nuevas empresas al tráfico de las webs de sus negocios, y el miedo de muchos es ver cómo se va diluyendo su posición en los buscadores a medida que van pasando los días. Desde Marketing-10 os contamos como podéis solucionar este problema.

En la mayoría de los casos, obtener visibilidad en la web requiere de mucho esfuerzo y dedicación. En otros, no tanto. Evitar errores que deparen exclusiones, penalizaciones y confusión en los motores de búsqueda suele pasarse por alto.

No caigas víctima de la falta de atención y la ignorancia cuando toque mantener la visibilidad de tu página web, después de años de esfuerzo en contenidos y marketing online.

Presta especial atención a:

1.- Rediseño web

Probablemente, una de las situaciones más habituales que influyen en las fluctuaciones de visibilidad en los buscadores está relacionada con cambios significativos en el diseño de los websites, los contenidos, los  links internos o nuevos usos de flash, Ajax o JavaScript en la navegación.

Los buscadores copian las webs y los enlaces entre las páginas. Piensa como si los motores de búsqueda le sacaran una fotografía a tu sitio web. Si cambias la fotografía, siendo diferente a la que tiene el motor de búsqueda, la nueva copia (el nuevo diseño) no incluirá el mismo contenido, palabras clave y enlaces de búsqueda que tenía el anterior.

El peor escenario posible es cuando la empresa ha decidido rediseñar el sitio web, solapando todo el trabajo de SEO previo. Encima de que toda la visibilidad de búsqueda ha sido eliminada, la empresa llamará a su agencia SEO para pedirle explicaciones.

Solución: Cuando hay cambios significativos, estos tienen que ser planeados por la empresa conjuntamente con el SEO, para identificar como influirá el nuevo diseño en la visibilidad de búsqueda. Planea y prioriza las implicaciones del nuevo diseño de página, contenidos y uso de palabras clave, navegación, links y redireccionamientos.

2.- Nuevo sistema de gestión de contenidos (CMS)

Junto a las circunstancias que plantea un nuevo diseño web, cambiar el sistema de gestión de contenidos es otro de los casos más probables en las que podemos crear confusión a los motores de búsqueda. Muchas compañías han tenido webs  durante tanto tiempo que  al final se dan cuenta de que el CMS ya no sirve para las necesidades de la empresa. El batiburrillo existente ente los sistemas usados por las diferentes unidades de negocio (y otras compañías que hayan sido adquiridas) termina haciendo a ese antiguo CMS ineficiente.

Un cambio en el sistema de gestión de contenidos significa un cambio en las plantillas que dan formato a las páginas web, la navegación y, en muchos casos, a la estructura URL de las páginas.

Es habitual que los mayores cambios en contenidos se extiendan al nuevo software del site y signifiquen confusión para los motores de búsqueda. Por ejemplo, páginas web que previamente finalizaban en la extensión “.asp” y ahora acaban en “.aspx” serán percibidas como páginas completamente diferentes.

Solución: cuando el departamento de informática o el desarrollador web entiendan la importancia de redireccionar antiguas URLs a sus homólogas nuevas, la ejecución en un motor de búsqueda será otra cosa completamente diferente. La identificación de las principales fuentes de tráfico entrante a la web y su conducción a la nueva estructura, es un área especializada de SEOS y link builders, más que de informáticos. Asegúrate de tener un plan de migración SEO.

3.-Pérdida de links entrantes (inbound links)


En el juego SEO el contenido es el Rey y los enlaces la Reina. O el contenido es el Yin y los enlaces el Yang. Cualquiera que sea la comparación, los links son un mecanismo esencial para que los motores de búsqueda descubran las páginas y las señalen para asignarles un ranking. Las compañías que proactivamente adquieren links orgánicamente, o ganan vs. comprar links, no tendrán muchos problemas en este campo.

Cuantas más webs enlacen con tu site, mejor. Pero algunos sites pueden estar offline temporal o permanentemente. Un blog puede decidir remover su blogroll, su sitio o simplemente los  enlaces a tu web. Y si cambias tu sistema de gestión de contenidos –como hemos indicado anteriormente-, otros sitios que no sepan esto continuarán enlazando con tu antiguo formato de URL (recordemos el ejemplo “.asp” vs. “.aspx”) y parecerán enlaces perdidos. Si compras enlaces de otros sites y son detectados por los motores de búsqueda, esos links pueden ser devaluados en cualquier pagerank. Hay muchas razones para perder enlaces.

Solución: la creación activa de contenidos, la promoción  y la participación social son esenciales para construir una huella significativa y relevante de link entrantes a tu web. Esos links conducirán tráfico y servirán como señal a los motores de búsqueda para posicionar tu contenido en la página de resultados. La clave es controlar la huella de tus links actuales usando herramientas de link building que identificarán las mayores fluctuaciones en los links entrantes. Podrás “desmenuzar”  esos resultados y ver dónde está la pérdida de enlaces y si puedes hacer algo con ello.

La mejor defensa es un buen ataque, así que asegúrate de que tienes links activos en su lugar correspondiente y no prestes más atención a las fluctuaciones moderadas, es decir, a los links que son poco efectivos, si es que lo son.

4.- Contenido duplicado


Ofrecer contenido duplicado usando diferentes URLs confunde a los buscadores. Esto puede suceder, por ejemplo, cuando los sitios preguntan a las bases de datos para mostrar listas de productos en una categoría a la que se puede llegar desde múltiples caminos. Versiones de webs en otros idiomas o copiar contenido de unas webs a otras puede causar problemas de contenido duplicado.

Cuando a un motor de búsqueda se le ofrecen múltiples versiones del mismo contenido, debe decidir cuál es la versión original, dado que los motores de búsqueda no quieren mostrar el mismo contenido a los usuarios en los resultados de búsqueda. Todo lo que tu website haga para complicar o hacer el proceso más ineficiente redundará en una posición baja de tu web en la página de resultados.

Solución: un profesional SEO trabajando con los gestores de contenidos puede ayudar a gestionar de forma más amplia los asuntos de contenidos duplicados de la web de la empresa, así como cualquier microsite que estén publicando. Si las notas de prensa, los lectores RSS o los artículos están sindicados, es una buena forma de asegurarse de que el contenido original haya sido publicado primero en tu web y que cualquier otra copia en otro sitio terminará llegando al link original (es decir, a tu página).

5.- ¡Te has convertido en un SEO spammer!

Cuanto más contenido es publicado  y promocionado online, más websites se lanzan, más competición hay dentro del mercado y más compañías estarán tentadas de conseguir cubrir la primera página de la lista  a cualquier precio. Muchas empresas sucumben a esta tentación porque ven que su competencia les está echando fuera con tácticas que son claramente más agresivas y manipuladoras de las que los motores de búsquedas permiten.

A través de cosas tan simples como palabras clave ocultas o mostrar dos versiones diferentes de una web (una para el buscador y otra para los visitantes de la web) dará como resultado efectos negativos. Hay muchas más tácticas aún más agresivas y consideradas SPAM seo, pero no es cuestión de promocionarlas.

Solución: entender las líneas correctas de actuación del webmaster para cada motor de búsqueda: Google, Yahoo, Bing. No violar estas políticas con la página que te dan de comer. Si necesitas probarlo, hazlo con otras webs que no afecten a tu negocio. Más que centrarse en lagunas jurídicas, sé un buen técnico de marketing y entiende lo que quiere tu audiencia, un marketing más creativo que genere su propio tráfico y ventas. Te darás cuenta del beneficio añadido así como de una destacada posición de tu página web en los motores de búsqueda.

Fuente