El SEO de tu empresa comienza por tu propia ciudad

Os damos una serie de consejos para mejorar el SEO de vuestra empresa a nivel local y algunas recomendaciones para que vuestro marketing online sea más efectivo.

Sólo en Estados Unidos hay actualmente casi 30 millones de pequeños negocios. El 63% de los consumidores y pequeños empresarios usan internet para buscar información sobre empresas locales y el 82% utiliza los motores de búsqueda. ¿Qué quiere decir esto? Que hay un montón de oportunidades que aprovechar en SEO local.

1.- Reivindica tu perfil

Tan simple como registrarse en Google Places, Bing Local o Yahoo Local y seguir los pasos necesarios para incluir la dirección y el número de teléfono de tu negocio.

2.-Sube imágenes

Muchas webs locales elaboran un listado de servicios en el que se proporciona a los visitantes una o varias imágenes de los negocios que ofrecen tales servicios. Para asegurarte de que la fotografía de tu negocio es la más adecuada, hazla tu y envíala para que la cuelguen. No tienen por qué ser fotos de profesional, pero seguro que representarán tu negocio de la manera que tú deseas.

3.-Controla la información a través de la red

Una gran parte del SEO y marketing local se basa en obtener información de otros sitios web. Utiliza los agregadores de noticias de los servicios de tu ciudad para encontrar imágenes, opiniones y todo tipo de información acerca de tu empresa. Y si deseas modificar la existente, envíales la información que tú crees que es más adecuada.

4-Pide opiniones

La mayoría de los sitios locales permiten a tus consumidores dar su opinión sobre tu negocio, así que hazlo. En el formulario de contacto de tu web, o en las facturas o comunicaciones por email, incluye un punto donde diga: “estaríamos encantado de saber su opinión sobre nuestra empresa en Google/Bing/Yahoo”. Estas críticas, ya sean buenas o malas, dan a tu negocio más credibilidad de cara a futuros clientes.

5.-Las críticas negativas son positivas

No hay una compañía perfecta, por lo que cuando los usuarios solo ven opiniones positivas, algo suena raro y probablemente esos usuarios busquen otra alternativa. Las críticas son parte de cualquier negocio y unas cuantas pueden hacer que las buenas opiniones suenen mucho mejor. Obviamente, tampoco se trata de incentivar una mala reputación.

Tus clientes son libres de opinar sobre tu negocio

6.- Añade un número de teléfono local

Asegúrate de añadir un número de teléfono local en la web de tu empresa. Los 902 pueden resultar interesantes, pero no ofrecen ninguna referencia geográfica sobre tu empresa.

7.-Ten una dirección física de correo en todas las páginas de tu website

La dirección de tu negocio es importante, tanto como que debería estar en todas las páginas que conforman tu web, para de esta manera reforzar la localización geográfica de tu compañía.

8.-Piensa en el internauta/consumidor

¿Qué pondrían tus clientes en la casilla de cualquier buscador para encontrar información sobre tu empresa o productos?

9.-Diferentes localizaciones requieren diferentes páginas de inicio

Las webs que proporcionan información sobre servicios locales no son muy partidarias de tener varias referencias del mismo negocio en sus listados. Si se da el caso de que tu empresa tiene dos (o más) localizaciones, no te quedará más remedio que incluirlas, pero asegúrate de que los enlaces llevan específicamente a cada uno de esos emplazamientos, definiendo claramente las características de cada uno. Tener dos direcciones que llevan al mismo sitio web no es bueno para tu SEO local.

10.Trata a tus clientes “más que adecuadamente”

Todos conocemos de la necesidad de tratar al cliente de la forma adecuada, pero con los medios sociales, las webs de opinión y la facilidad para votar a favor o en contra de algo en la red, necesitas tratar a tus clientes realmente bien. Esto incluye tanto el servicio al cliente, tanto offline como online.

Los buscadores locales toman en cuenta la información que los propietarios de esos negocios cuelgan en sus perfiles locales, información que se encuentra en otros sitios e información que se encuentra en el propio web de la empresa. Incluso lo que sucede offline tiene que ser tomado en consideración, dado que los clientes pueden llevar esas experiencias a la red en forma de críticas online.