Terminamos aquí esta pequeña serie de trucos para aprovechar y mejorar la visibilidad de los videos en la web. Si tienes una productora o una empresa con contenidos audiovisuales, es interesante saber cómo puedes promocionarte de forma efectiva, sin necesidad de grandes presupuestos. Una vez más, prima el ingenio y el trabajo.

Os hablamos anteriormente de algunos consejos fundamentales a la hora de hacer video para la web. Entre ellos estaba: 1.- el romper las reglas (sin pasarse), 2.-utilizar el equipo adecuado –que no el más caro- y 3.- adecuarse a las opciones que nos plantea cada web a la hora de exportar tus trabajos.

Otros aspectos a tener en cuenta son:

4.- Actualiza regularmente

La frecuencia es algo muy importante en la web. Uno de los beneficios de poder trabajar solo en tu tiempo libre es que puedes estar haciendo nuevos trabajos constantemente. Una vez que hayas organizado tu canal o la plataforma que elijas, irás construyendo lentamente una base de suscriptores  que irán recibiendo notificaciones cada vez que subas nuevo trabajo. Más contenido significa más oportunidades para enganchar a tus espectadores. Nuevo trabajo no significa que los videos antiguos se queden obsoletos. Sólo quiere decir que hay más oportunidades de atraer a nuevos espectadores, quienes –eso sería lo ideal- volverán a ver también tus trabajos más antiguos.

Los cineastas pueden ver blogs para entender cómo construir un canal web con éxito. Los bloggers suelen tener artículos largos, más extensos e importantes, y junto a ellos, artículos más cortos, con el fin de mantenerse actualizados y mantener actualizados a sus lectores.

5.- Elige tu salida con prudencia


La distribución comienza tomando las elecciones adecuadas acerca de donde distribuirse. No esperes que la audiencia vaya a ti, más bien serás tú el que tendrás que elegir la comunidad adecuada para mostrar tu trabajo. Con toda probabilidad, los públicos que puedan estar interesados en tus ideas seguramente ya existen en alguna parte del mundo online.

En otras palabras, si tus videos tienden a ser episodios cortos, o experimentos con nuevas técnicas de producción, puedes encontrar una audiencia apta para esos contenidos en sitios como Vimeo, OpenFilm, Blip o Babelgum.

Si tus videos son más humorísticos, sketches cómicos, dirigidos sobre todo a una audiencia masculina joven, entonces explora sitios como CollegeHumor, Funny or Die o Break.

No te olvides que la amplia mayoría de espectadores online enlazan con YouTube de una forma o de otra, así que subir contenidos ahí no necesita de mucho cerebro, independientemente del tipo de videos que realices.

6.- La autopromoción es la clave

Una forma fácil y libre de riesgos de promocionar tus videos es ser astuto con los metadatos –etiquetas title, description, y las palabras claves para llegar a tu video-. Busca títulos que enganchen y sean al mismo tiempo fáciles de entender. Usa esas preciosas líneas de descripción para seducir a los espectadores, sin ser demasiado farragoso en las explicaciones. No ignores las tag words, las palabras que permitirán a los buscadores y los motores de búsqueda de cada sitio poder localizar tu video. Sé específico y empieza con lo obvio. Además, piensa de qué maneras puedes aprovecharte de la ola de tópicos que estén de moda en ese momento y que puedan estar relacionados con tu trabajo.

Pocos artistas se sienten cómodos teniendo que promocionar sus propios trabajos, pero los cineastas deben jugar un papel activo para conseguir que se hable de sus trabajos. Afortunadamente, hay herramientas para crear audiencias, desde Twitter a Facebook, disponibles y gratuitas.

Mira recursos como “The WorkBook Project” para ver como otros realizadores están usando estas salidas de forma exitosa. Cada comunidad tiene sus propias sugerencias, así que síguelas para conseguir mejores resultados (por ejemplo en Twitter, participar en las conversaciones sobre temas que estén relacionados con tu trabajo, no solo dejando algunos links a tus videos)

Date cuenta de que construir una comunidad online, requerirá sobre todo crear material complementario – post en blogs, concursos, encuestan, que complementen tus películas y videos. Un buen resultado en estas comunidades online será el mejor acceso a otros  realizadores y creadores de contenidos. Intercambia ideas, comparte trucos y asóciate con otros cineastas que puedan ayudarte a crear y promocionarte. Recuerda, toma tiempo construir un público y una comunidad alrededor de tu trabajo; hay pocos éxitos de la noche a la mañana.

Conclusión

La producción digital, y ahora el video web, han dado a los cineastas mucha más autonomía, poder y control. Así como probemos los límites de estos nuevos desarrollos, formaremos parte del proceso que ayude a crearlos, lo cual puede ser muy estimulante.

La monetización de contenidos es aún incierta y llegará el debate para estimar si estos avances son, en última instancia, para mejor o para peor.

Desde una perspectiva creativa, el video web nos ha ofrecido la oportunidad de practicar nuestras habilidades y escuchar lo que opina el público sobre nuestro trabajo. No hay reglas inquebrantables, pero es la mayor oportunidad que ha habido nunca para darle un sentido práctico a la realización visual.

Fuente